La Red Latinoamericana y del Caribe de personas trans  denunció al gobierno argentino por el aumento de la violencia hacia las personas trans en el país en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

El pasado primero de Marzo la Coordinadora Regional de la RedLacTrans, Marcela Romero, participó del 167 Período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la cual se celebró en Bogotá del 22 de febrero al 2 de marzo de 2018. Gracias al pedido de audiencia el Estado Argentino tuvo que presentarse para tratar la situación de los derechos humanos de las personas trans en la Argentina.  La comitiva argentina estuvo integrada por funcionarios de Cancillería, Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos y de la cartera de Seguridad. 

La audiencia tuvo como principal objetivo la presentación del informe nacional “Esperando la muerte” y denunciar ante la CIDH las violaciones a los derechos humanos hacia las personas trans en la Argentina, en donde desde enero de 2018 se han registrado aproximadamente 40 muertes de personas trans a causa del incremento exponencial de la violencia institucional, los crímenes de odio y la ausencia del Estado. Podemos destacar que el 58% de las violaciones incluyen lesiones fisicas en el cuerpo; el 18%  son crimnes de odio; 11% abuso sexual; 61% son comentias por funcionarios estatales.

 “Nos hubiese gustado a la comunidad trans tener un informe que diga ‘esperando políticas públicas o esperando más inserción social para las personas trans’, pero vemos que eso no sucede en América Latina”, dijo Romero al comenzar su exposición. Y agregó: “Nosotras vemos que en Argentina está recrudeciendo la violencia institucional hacia las personas trans. Los logros que se alcanzaron están sufriendo un grave retroceso en la región y la violencia y la exclusión no nos permite acceder a la igualdad”, denunció la Coordinadora Regional de RedLacTrans. Su exposición se basó en el registro del Centro de Documentación para Personas Trans de América Latina (CEDOSTAL).

La líder trans le solicitó al Estado argentino la urgente modificación de la ley de VIH y de la ley antidiscriminación, y que se incremente el presupuesto para la diversidad sexual. Romero denunció que en Argentina hay un Ministerio de Desarrollo Social que no funciona, la Superintendencia de Salud no responde las demandas de la población trans y es necesario un presupuesto para capacitar médicos para el pleno acceso a la salud integral por parte de la población trans.

Ni una trans menos, vivas y libres nos queremos. Las activistas trans estamos en peligro, no queremos ser las próximas presas políticas por defender una democracia igualitaria. Le pedimos al gobierno argentino que nos excluya de la democracia. Nosotras también formamos parte de ella”,concluyó Romero con una importante exigencia al Estado Argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *