• La organización ALFIL presenta campaña “Si es mi Cédula, tiene que ser mi Género”.

    Se trata de una sencilla reforma a la Ley de Registro Civil que implicaría, en lo principal, modificar el actual artículo 98 de la ley que contiene la lista de los datos que deben constar en una cédula de identidad o cédula de identidad y ciudadanía, de tal forma que la palabra “género” aparezca como dato en el documento en lugar de la palabra “sexo”, restringiendo la mención del “sexo” a la partida de nacimiento de cada ciudadano, en la cual se indica si en virtud de su sexo  de nacimiento la persona es “varón” o es “mujer”.

     

    Gracias a esta reforma en el concepto del dato, que ya no registraría la biología de las personas en la cédula, sino su masculinidad o su feminidad visiblemente exteriorizada, las personas trans podrían optar por un documento de identidad que refleje genuinamente su identidad de género.